jueves, 30 de abril de 2009

De Barbie-mania a Barbie-noia

Todas las niñas, en algún momento de su vida, han querido ser como ella. El gozar de todos sus privilegios y las más osadas banalidades, se convirtió en el propósito de las más fanáticas consumidoras, quienes veían en esta muñeca tan especial una pila de sueños inalcanzables, que solo se volverían palpables con la sola imaginación y con la ilusión de poder ser como ella un día, aunque fuere lejano.

Pero a pesar de todas estas virtudes que parece tener este juguete, han sido pocos los que se han puesto a analizar el impacto que ha tenido Barbie en el rol social del sexo femenino a través de su público target: las niñas. El impacto que ha tenido esta muñeca en el ámbito internacional ha creado gran polémica a lo largo de los años, ya que representa una compilación de características plásticas, efímeras y superficiales que han caracterizado o etiquetado a la mujer a lo largo de los años.

La imagen, sus productos y las editoriales de moda presentadas en la revista de esta muñeca, han causado que miles de niñas abandonen su infancia para empezar a pensar y a consumar lo que la sociedad quiere de ellas y con esto consolidarse como mujeres perfectas. Sin embargo, con los puntos anteriormente señalados, y con base en varios análisis realizados sobre este tema, podemos aseverar que se ha pasado de una adicción por Barbie, a una Barbie-noia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada